La nueva caída de la producción industrial desmiente la recuperación prometida por el gobierno

ACTUALIDAD 06 de mayo de 2019 Por
Según el INDEC, en marzo la industria retrocedió un 13,4% en relación al mismo mes del año anterior
DivMU1lWkAA1uXj

Fue a fines de marzo cuando el Ministro de Hacienda Nicolas Dujovne aseguró que la economía estaba empezando a recuperarse.

"Tenemos una economía que desde diciembre ha empezado a recuperarse y que va a continuar en esta senda de crecimiento", afirmó entonces el funcionario, ya en el marco de la campaña reeleccionista de Macri.

Son justamente los datos del tercer mes del 2019 los que esperaba la administración PRO para confirmar esas perspectivas de reactivación, sin embargo el INDEC volvió a dar por tierra con las promesas oficiales.

El índice de producción industrial manufacturero (IPI) registró una caída del 13,4% respecto a marzo del año anterior, siendo el úndecimo mes consecutivo a la baja.

Y el totalizado del primer trimestre del 2019 fue un 11,1% menor en relación al mismo período de 2018.

Uno de los forzados argumentos esgrimidos por Dujovne para hablar de hipotéticas mejoras en los índices económicos eran los datos desestacionalizados (comparar mes corriente con mes anterior), recurso poco fiel a la realidad ya que cada momento del año tiene sus particularidades estacionales y el espejo más certero es el mismo mes del año anterior.

En ese plano, enero había crecido un 4,5% en relación a diciembre, y febrero un 2,7% en relación a enero, y de eso se vanagloriaba el ministro, sin observar las fuertes caídas interanuales respectivas. 

Para marzo, ni esa "trampita" estadística le queda: la producción industrial cayó 4,3% en relación a febrero

Desagregando por sectores, las 16 divisiones productivas que hace el INDEC en su medición dan negativas, entre ellas "Vehículos automotores, carrocerías, remolques y autopartes" (-30,2%); "Muebles y colchones" (27,8%); "Maquinaria y equipo" (-26,8%); "Prendas de vestir, cuero y calzado" (-17,3%); y "Productos textiles" (-17%).

Los mayores derrumbes fueron "Otros equipos de transporte" (-53,6%) y "Otros equipos, aparatos e instrumentos" (-31,6%).

Los menos golpeados, pero también a la baja, fueron "Otros equipos, aparatos e instrumentos (-6%); "Refinación del petróleo, coque y combustible nuclear" (-6,1%) y "Productos de tabaco" (-6,3%).

Con todas estas variables, realidad mata promesa. El primer trimestre del año se sumó al período recesivo más profundo e extenso de los últimos años, y los signos positivos que quería ver el gobierno no existen.

Para el segundo trimestre volverán las expresiones de deseo en clave electoral, pero las expectativas de los industriales no acompañan el relato, tal lo confirma también el mismo informe del INDEC.

Consultadas sobre la evolución de la demanda interna, el 49% de las empresas creen que disminuirá, y apenas un 11,2% confía en que crecerá.

Un 34% cree que bajará aun más el uso de su capacidad instalada, y sólo un 9,3% que aumentará. En tanto, un 51,3% proyecta que tendrá mayor necesidad de acceso al crédito para seguir trabajando.

Y la expectativa más dolorosa, la que pronostica más pérdida de puestos de trabajo en la industria nacional: sólo un 6,4% considera que podría incrementar su dotación de personal, mientras que un 28,7% cree que tendrá que despedir trabajadores.

Pablo Daniel Ovin

Periodista y comunicador social

Boletín de noticias