Informe de CAME: cayó la producción industrial pyme

ACTUALIDAD 23 de julio de 2018 Por
3,9% abajo en junio, segundo mes consecutivo de retracción
ssss

Según el índice, elaborado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa entre 250 pymes industriales, la producción del sector descendió un 3,9% en relación al mismo mes del año anterior.

Comparando junio de 2018 con el anterior mes de mayo, la caída es de 8,4%. En cambio, totalizando el primer semestre de este año todavía se registra un crecimiento de 1,2% frente a igual periodo del 2017.

Para CAME, los factores que impulsaron a la baja fueron la combinación de una menor demanda del mercado interno y un mercado externo que busca pocos productos argentinos.

También influyeron las subas de los costos: "el aumento en los combustibles, en las tasas de interés y en los servicios en general" y "la suba de insumos y maquinarias atadas al dólar" que impactaron directamente en el margen de ganancias de las empresas.

Midiendo por establecimiento, un 53 % de las pymes produjo menos, un 13 % se mantuvo igual y apenas un 34% incrementaron su producción. 

Tomando la rentabilidad, solo un 35,4 % de las firmas registró un resultado positivo. Este registro viene descendiendo consecutivamente desde marzo (54 %), abril (46,7 %) y (39,4 %). 

prop

Rubro por rubro

El único sector que aumentó su producción fue el de "productos minerales no metálicos", con una suba interanual de 4,8%, aunque con problemas de rentabilidad por la suba de insumos en dolares no trasladada a los precios de venta.

El resto del muestreo revela fuertes caídas: “Productos de caucho y plástico” (-9,9%), “Productos eléctrico-mecánicos e informática (-8,7%), “Material de Transporte” (-7,8%),, “Calzado y marroquinería” (-5,5%), “Alimentos y Bebidas” (-5,2%), ‘‘Maderas y Muebles” (-4,1%), “Productos textiles y prendas de vestir” (-3,0%), “Productos químicos” (-2,4%), “Papel, cartón, edición e impresión” (-1,5%) y “Productos de metal, maquinaria y equipo” (-1,4%).

En promedio, las empresas consultadas señalaron que trasladaron a sus precios de venta solo el 49% de las subas que tuvieron en sus costos. La diferencia la absorbieron con su rentabilidad a la espera de una mejor situación económica general para ajustar esos precios.

La capacidad instalada osiosa de las pequeñas y medianas industrias durante junio fue de un 40,9 %. Es decir, se utilizó solo el 59,1% del potencial productivo, indicador que también evoluciona a la baja de manera preocupante en los últimos meses (64,3 % en marzo, 62 % en abril, 60,5 % en mayo). 

Las expectativas, también a la baja

En el epílogo de su informe mensual sobre Evolución del Índice de Producción Industrial Pyme, la CAME reseña que 9 de cada 10 firmas consultadas creen que el actual no es un buen momento para invertir.

"La incertidumbre cambiaria y financiera y sobre todos las mayores tasas de interés, está afectando los planes de inversión de las empresas", concluye el estudio.

"Para los próximos seis meses, sólo el 23 % de las Pymes industriales tiene planeado realizar nuevas inversiones, el 17 % lo está evaluando y el 55 % ya decidió que por este año no realizará nuevos movimientos en ese sentido".

Pablo Daniel Ovin

Periodista y comunicador social

Boletín de noticias