Más malas de la industria pyme: caída del 5% en octubre

ACTUALIDAD 26 de noviembre de 2018 Por
Según la medición realizada por la CAME es el sexto mes consecutivo a la baja
webcame_clip_image003

"La industria Pyme bajó por sexto mes consecutivo y el sector sólo está trabajando con el 58,6% de su capacidad instalada"

Lo dice el informe elaborado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa elaborado entre 300 pequeñas y medianas empresas industriales de todo el país con datos relevados durante los primeros veinte dias de octubre.

La producción del sector en ese período fue un 5% menos que en octubre del año anterior, mientras el acumulado de los 10 meses del año transcurridos suma un retroceso del 1,9% frente al mismo período del 2017.

Si bien entre mes y mes corrido (de septiembre a octubre de 2018) el resultado es una suba del 5,6%, la misma es estacional y no representa un dato alentador.

Otros datos "positivos" dentro del totalizante negativo fueron la menor cantidad de empresas que tuvieron una caída en su producción (en octubre cayeron el 53,9% de las industrias consultadas mientras en septiembre lo había hecho un 58,9%), y la mayor cantidad de empresas que aumentaron su producción (un 36,7% en octubre contra un 30,9% en septiembre).

También volvió a mejorar en octubre la cantidad de industrias con rentabilidad positiva: un 36,3% mejoró, mientras en septiembre lo había hecho sólo un 32,1% y en agosto un 28,9%.

Sin embargo esta mejora parcial de rentabilidad no obedece a una reactivación de su actividad, sino a que muchas de esas pymes achicaron sus negocios, suspendieron personal y redujeron costos para mantenerse en funcionamiento.

Cayeron prácticamente todos los rubros

La producción de las pymes de “Calzado y marroquinería” fue la que más bajó en octubre, con una retracción de 15%, seguida de “Productos de caucho y plástico” (-10,8%) y “Productos de madera y muebles” (-10,4%).

También cayeron “Papel, cartón, edición e impresión” (-8,5%), “Productos de metal, maquinaria y equipo” (-7,3%), “Material de transporte” (-3,3%), “Productos textiles y prendas de vestir” (-3,3%) y “Productos eléctrico-mecánicos, informática y manufacturas” (-2,5%).

“Productos químicos” no tuvo variación, y únicamente crecieron la “Industria alimenticia” (+0,1%) y “Minerales no metálicos” (+1,6%).

El informe de la CAME resalta especialmente la crisis de la industria láctea, castigada "por el aumento de costos, la suba en el precio de la materia prima, los mayores costos laborales y la caída del consumo”, según Pablo Villano, presidente de la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas Lácteas (APYMEL).

También se muestra el problema del deterioro de la cadena de pagos y la dificultad para descontar cheques: “los proveedores quieren cobrar a 30 días y los clientes pagan a 120" -explica Daniel García, presidente de la Cámara Argentina de Fabricantes de Luminarias Eficientes y Domótica (CAFLED).

"Eso genera que las empresas del sector se endeuden a tasas exorbitantes”.

Expectativas negativas

Apenas el 18,7% de las empresas consultadas respondió que espera un aumento de su producción en los próximos tres meses.

Un 29% cree que continuará cayendo, y el resto piensa que se mantendrá igual o no sabe/no contesta.

En línea con esa mirada negativa de lo que viene, 7 de cada 10 pequeñas y medianas industrias afirmaron que no proyectan ninguna nueva inversión en el próximo trimestre.

Pablo Bozzanno, director ejecutivo de la Cámara de Industrias Informáticas, Electrónicas y de Comunicaciones de Centro de Argentina (CIIECCA), observó que “la tendencia de la producción no parece repuntar y seguirá así por lo menos hasta mediados del año que viene”.

El empresario advierte que las empresas "por ahora no están despidiendo, pero tampoco renuevan los cargos que se van perdiendo”, y señala que las únicas empresas que están más fuertes “son las que exportan y se benefician de la devaluación y el nuevo precio del dólar”.

* "La falta de liquidez del mercado, la baja calidad de la cadena de pagos, las tasas de interés excesivas y las dificultades para repagar los pasivos complican el negocio de las Pymes y están obligando a muchas empresas a achicarse o replantear su continuidad", concluye el trabajo de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa sobre lo que deja octubre, de cara a los últimos meses del 2018 y los primeros del año próximo.

Te puede interesar