Nuevo reclamo de cooperativas por los tarifazos

ACTUALIDAD 28 de noviembre de 2018 Por
Advirtieron que hay miles de puestos de trabajo en riesgo
zanon

Integrantes de las Cooperativas Madygraf, WordColor, Zanón y Cerámica Neuquén realizaron un corte y caravana en la Panamericana para visibilizar la situación de sus empresas 

Advierten que los aumentos del gas y electricidad son impagables, sobre todo en el marco de la caída de las ventas y la recesión que atraviesa el país.

En el caso de Madygraf, la ex Donnelley recuperada por sus trabajadores luego del cierre y vaciamiento realizado por los dueños de origen norteamericano, los costos de la luz subieron a cerca de 1 millón de pesos mensuales. Con esto, sólo para pagar la boleta de Edenor y Cammesa, cada trabajador debería cobrar 7500 pesos menos por mes de su sueldo.

La cooperativa realizó diversos pedidos a la Secretaría de Energía para reclamar una tarifa diferenciada, pero hasta el momento no tuvieron respuestas y se encuentran en situación terminal.

Eduardo Ayala, trabajador de la imprenta ubicada en Garín explicó que se encuentran en la posición de "decidir si comemos nosotros y nuestros hijos o si pagamos los servicios".

En tanto, la ex Zanón, primera fábrica recuperada por sus trabajadores en la crisis del 2001 y convertida en FaSinPat (Fábrica Sin Patrones), se encuentra también al borde de la quiebra por las varias veces millonarias facturas de gas, principal insumo para la producción ceramista. A esto se suma el costo también astronómico de la luz y la baja del trabajo del sector.

Uno de sus trabajadores, Andres Blanco, explicó que viajaron desde Neuquén a Buenos Aires para hacer oír su reclamo y luchar junto a otras cooperativas que atraviesan la misma situación.

"La industria está en crisis, la producción baja pero la presión por cobrarnos lo que no se puede pagar no se detiene", denunció el representante de la ex Zanón.

El sector de las cooperativas y fábricas recuperadas, que ocupa a cerca de 30 mil trabajadores, exige que la Secretaría de Energía y las empresas de servicios privatizadas que les dé una solución para poder seguir operando.

En su reclamo destacan el rol social de sus empresas, que además de generar puestos de trabajo genuinos y motorizar las economías de sus regiones, participan con aportes importantes a la comunidad: en el caso de Zanón donando su producción para escuelas y salas de atención médica; y en el de Madygraf entregando gratuitamente más de 100 mil cuadernos para las escuelas públicas y los estudiantes del Conurbano Bonaerense.

Si no hay respuesta urgente, muchas de estas experiencias autogestionadas bajarán sus persianas y sumarán a sus trabajadores y trabajadoras a las filas del desempleo creciente y pasarán a engrosar la estadística de la destrucción de la industria que atraviesa la Argentina.

 

Te puede interesar