Cierre de Paquetá en Chivilcoy: espejo de la crisis de todo un sector

REGIONALES 18 de diciembre de 2018 Por
Según la CAME, la producción de las pymes de calzado y marroquinería cayeron un 18,2% en noviembre
paqueta

La fábrica de zapatillas bajaba definitivamente en la tarde del martes 18 de diciembre, a una semana de las fiestas y dejando 600 trabajadores en la calle

El motivo oficial del cierre que esgrimió la empresa de capitales brasileños es que la marca Adidas, su principal comprador, venía reduciendo los pedidos generando una perdida de rentabilidad que hizo inviable la continuidad. 

En efecto, durante este 2018 la multinacional de las tres tiras fue reduciendo hasta cero los pedidos a sus proveedores locales, y ya había llevado al cierre a la empresa Extreme Gear de Esteban Echeverría, que despidió a los últimos 35 empleados, luego de haber recortado otros 112 puestos de trabajo en el 2017.

En estos como en otros casos que se amontonan en las estadísticas, la caída de la producción que desemboca en el cierre definitivo se relaciona directamente con la avalancha de importaciones sin control, que genera que el proveedor deje de encargarle el producto a la fábrica local y pase a traerlo desde el exterior.

También golpea a baja del consumo: "en este contexto lo último que hace una familia es comprarse una zapatilla cuando no tiene para comer”, expresó Juan Lopez, a esta hora ex-trabajador de Paquetá, en declaraciones al portal colega Infocielo.com.

Chivilcoy ciudad devastada y movilizada

Los 600 nuevos desempleados de Paquetá, que proyectando sus núcleos familiares representan a 2400 vecinos sin ingresos, representan un durísimo golpe para la economía local, en una ciudad que tiene una población de 87.500 habitantes.

Comprendiendo el impacto, el intendente local Guillermo Britos del Frente Renovador, intentó todo tipo de negociaciones con la empresa, pero sin resultados positivos. Tras ese fracaso, el paliativo ofrecido por el Municipio es contratar a varios de los despedidos para una obra que se realiza en la Ruta n°5, aunque no serían más de 200 cupos y por un tiempo acotado.

Una semana antes del cierre, los trabajadores de la planta se presentaron en el Concejo Deliberante local. Allí Matias Martinez, uno de los empleados, hizo uso de la palabra y responsabilizó de la situación al Gobierno Nacional.

Allí los obreros repudiaron a los concejales de Cambiemos, y depositaron sus guardapolvos de trabajo en el estrado de la presidencia del cuerpo como símbolo del resultado de las políticas oficiales. 

Y en la tarde del martes 18 de diciembre, luego de que se apagaron para siempre las máquinas de la planta, se convocó una gran marcha desde la plaza central de Chivilcoy, frente al Municipio, hasta las puertas del local partidario de Cambiemos para hacer oír la bronca y el repudio.

Mientras, desde los gobiernos nacional y provincial, se reafirma un rumbo económico que según muchas pymes y sus trabajadores, sigue llevándolas a la quiebra y al desempleo, en lo que el sector califica como "industricidio".

Pablo Daniel Ovin

Periodista y comunicador social

Te puede interesar