Coletazos de la crisis en el agro: cierran dos fábricas en Haedo

REGIONALES 27 de diciembre de 2018 Por
Deutz y Carraro, emplazadas en el Parque Industrial La Cantabrica, bajan sus persianas en los primeros días del 2019
DEUTZ

Ambas firmas alegan pérdida de rentabilidad por la reducción de pedidos, la baja de ventas y altos costos financieros e impositivos

Deutz AGCO, de capitales alemanes, confirmó el cierre de su planta de Haedo el próximo 31 de enero de 2019. Sus 70 trabajadores serán indemnizados por la casa central ubicada en la ciudad de Colonia.

También corre riesgo otra fábrica del mismo grupo, Deutz Tractores, ubicada en General Rodríguez, que actualmente tiene a 120 trabajadores suspendidos por falta de producción, y daría por concluidas sus actividades en la Argentina en el final del primer semestre del 2019.

El alerta por el cierre de Deutz comenzó a circular en las vísperas de navidad, sin anuncios oficiales, y fue confirmado por el colega  José "Pepe" Delgaudio del portal Solo Periodismo en consulta con SMATA, el gremio del sector, y trabajadores y allegados de la fábrica. 

La otra empresa en crisis es Carraro Argentina S.A., también radicada en La Cantábrica de Haedo. Se trata de una multinacional con sede en Italia y con sucursales ademas de en nuestro pais, en Estados Unidos, la India, China y Alemania.

Carraro produce ejes y transmisiones para tractores. Desde el 2016, cuando empezó sentirse fuerte el efecto de la apertura de importaciones y la multiplicación de los costos de la energía, la empresa redujo su planta de 350 trabajadores a los apenas 70 que sobreviven en la actualidad.

En total, son cerca de 300 familias que perderían sus fuentes laborales, en un duro golpe también para la economía local del barrio: 300 sueldos que dejarán de gastarse en los comercios y pymes de Haedo y zonas de influencia.

Doble discurso oficial

Paradójicamente, fue el propio intendente de Morón, Ramiro Tagliaferro, quién a principios del 2017 recorrió las plantas de Carraro Argentina S.A., Deutz AGCO Motores S.A. y de la distribuidora AGCO Argentina S.A en la Cantábrica celebrando su funcionamiento en el Parque Industrial de Haedo y proclamando que Morón se consolidaba como "un Municipio productivo".

Menos de dos años después, las dos firmas están en proceso de cierre, aplastadas por las políticas económicas, la retracción del mercado interno y el ajuste.

Además, desde las empresas alegan como una de las causas de la pérdida de rentabilidad que las lleva a la debacle, la falta de apoyo a la producción y la presión impositiva tanto de Provincia como de Nación, y de las altas tasas municipales.

En el universo propagandístico, el Presidente, la Gobernadora y los Intendentes viven anunciando por televisión medidas paliativas y beneficios para las pymes, y sacándose fotos sonrientes en los parques industriales y empresas "florecientes".

En el universo del trabajo, cierra Deutz, se cae Carraro, y el drenaje de puestos de trabajo permanente confirma el "industricidio" del que hablan los sectores productivos que reclaman cambios urgentes en el modelo económico del macrismo.

Pablo Daniel Ovin

Periodista y comunicador social

Te puede interesar

Boletín de noticias