Se profundiza la crisis en el Parque Industrial de Gualeguaychú

REGIONALES 20 de enero de 2019 Por
Empresa de neumáticos sucumbe ante los tarifazos y la avalancha de importaciones y baja la persiana
gualeguay

Imperial Cord estaba instalada desde hace 18 años en el Parque Industrial de Gualeguaychú y se sumó a la grave situación que atraviesa este polo anteriomente floreciente

La firma dedicada a la fabricación de neumáticos, cámaras para bicicletas, ciclomotores y motos puso fin a sus actividades la semana pasada ante la imposibilidad de hacer frente en forma competitiva a la apertura indiscriminada de importaciones, hecho que se sumó a los aumentos desenfrenados en las tarifas de luz y gas, entre otros aspectos.

Desde hace seis meses, en consonancia con la estampida del dólar, se inició una baja en la producción a la que el grupo empresarial intentó hacer frente achicando los turnos y horarios de los trabajadores.

Pero el deterioro en la actividad se agudizó, apenas alcanzando las 2.500 cubiertas diarias -en su mejor momento se fabricaban 21.000 - sin señales de poder revertirse en el corto y mediano plazo, lo que motivó que en los primeros días de 2019, desde la cúpula de la compañía se tomara la drástica decisión que dejará sin empleo a 40 personas.

El propietario de la firma, Daniel Bornico, tras una reunión con los dirigentes del Sindicato del Neumático, la comisión interna y los obreros referentes de cada sector, le comunicó a los trabajadores la decisión de cerrar sus puertas y les realizó una oferta económica para finalizar la vinculación. La misma fue aceptada, hasta el momento, por 22 obreros y se presume que el resto también lo hará.

Alfredo Migueles, Secretario Ejecutivo del Sindicato del Neumático, se expresó en el medio online El Día:

“La apertura de importaciones afectó muchísimo, sobre todo desde que apartaron al INTI del control de las cubiertas que venían de afuera en nuestro rubro. Ahí empezaron a ingresar al país desde China y a granel y no podemos competir contra eso”, señaló el dirigente.

Además se refirió a “el contrabando de cubiertas que entra de países limítrofes y nadie controla”, como otro factor desencadenante del lamentable epílogo.

El dirigente sindical también habló en el medio local Radio Máxima respecto de la situación del personal despedido y las expectativas futuras de Imperial Cord.

“Hasta ahora se han acogido al retiro voluntario 22 operarios y quedamos 16 que seguramente también vamos a aceptar, porque vemos que la coyuntura económica del país no es para nada positiva. Antes que la empresa se adhiera a un Preventivo por Crisis que les permite pagarnos la mitad de la antigüedad preferimos el retiro ya que el acuerdo que ofrece la empresa es bueno. La situación es lamentable pero es la realidad”.

Sobre los planes futuros manifestó: “la intención de los dueños es cerrar la fábrica del Parque Industrial pero con la esperanza de reabrirla cuando cambien las condiciones en el país. Este año había expectativas de mayor actividad durante esta época del año, que es la más propicia para nuestra actividad, pero no ha sido así. Es imposible mantener una enorme planta funcionando, con tarifas de servicios exorbitantes y sin prácticamente ventas de los productos que fabricamos, que son cubiertas para bicicletas, motos y cámaras”.

El resto de las empresas del Parque Industrial también en crisis

El Parque Industrial Gualeguaychú se encuentra emplazado sobre la Ruta Nacional 14, consta de 214 hectáreas y alberga 32 empresas, algunas de ellas con despidos recientes y muchas otras en situación crítica, con posiblilidades ciertas de seguir los pasos de Imperial Cord de no mediar un cambio profundo en la coyuntura macroeconómica del país, situación que no se vislumbra en el horizonte.

La Multinacional Unilever, de la industria de los detergentes en polvo, posee una planta en el predio que sufrió en Junio pasado el despido de 21 trabajadores los que, luego de infructuosas protestas en pos de lograr su reincorporación, fueron aceptando las indemnizaciones, para pasar a engrosar la lista de desocupados.

Luego fue el turno de Ronaltex (tintorería industrial), cuya cúpula despidió en noviembre a 11 trabajadores los cuales, como si fuera poco, aún no han cobrado sus respectivas indemnizaciones. Habiéndose presentado en la fábrica por conciliación obligatoria, no fueron recibidos. Al momento siguen luchando por cobrar lo que les corresponde.

Debido a la alarmante situación, en el mes de noviembre, desde la Unión Industrial de Entre Ríos (UIER) se solicitó una reunión con el gobernador Gustavo Bordet, a fin de concretar una mesa de diálogo para dar a conocer en detalle el cúmulo de penurias que hoy por hoy viven el sector industrial y las pymes de la provincia mesopotámica.

Promediando el primer mes de 2019 la respuesta desde la gobernación sigue sin aparecer.

Cabe mencionar que Bordet, en mayo de 2018, participó -en Bangkok, Tailandia- junto a sus pares de Córdoba y Santa Fe de la apertura de la Feria de Alimentos Thaifex 2018, que es una de las más grandes del mundo, y de la inauguración del stand de la Región Centro, en el que expusieron 30 empresas, 10 de ellas entrerrianas.

Tras el evento se reunió con sus emprendedores coprovincianos y se comprometió a “trabajar cotidianamente para mejorar las estructuras de costos desde el lugar que nos ocupa y hacer competitivas nuestras empresas para que generen nuevos puestos de trabajo”.

Pablo Rosso

Licenciado en periodismo y comunicaciones

Boletín de noticias