Pequeños productores protestarán durante la Fiesta de la Vendimia si no hay respuestas del Gobierno

REGIONALES 29 de enero de 2019 Por
Los viñateros de Mendoza denuncian que se están fundiendo y piden medidas a la provincia
cosecha-uva_473_945_c

Los bajos precios por sobre stock, las importaciones, la falta de financiamiento y las cargas impositivas tienen al sector en emergencia

Con ese panorama, y luego de reiterados pedidos pedidos a la admistración del gobernador radical Alfredo Cornejo, los pequeños y medianos productores de uva de Mendoza anunciaron que podrían realizar acciones de protesta a la tradicional Fiesta de la Vendimia, que este año se realizará durante la primera quincena de marzo.

“Si los productores nos seguimos fundiendo y desapareciendo, en Mendoza no hay nada que festejar", acusó Carlos Achetoni, presidente de la Federación Agraria Argentina, en el marco de los pedidos que hace la entidad para enfrentar las problemáticas que atraviesa el sector.

En un comunicado oficial de la entidad, Achetoni manifestó que hay “mucha indignación en los productores”, y explicó que la crisis se da fundamentalmente por "los precios bajos por sobre stock vínico, que todos los años con buenas condiciones productivas aparecen para esta fecha, presionando los precios hacia la baja, y que en años de escasa producción, donde los precios pueden ser mejores, algunas bodegas que manejan el mercado acuden a la importación para desinflar los precios, siendo de una u otra forma el productor único perjudicado”.

En tanto, Orlando Marino, secretario gremial de la organización, afirmó que en Mendoza “los productores están endeudados y todavía quedan bodegas que no terminan de pagar la uva de la cosecha anterior”.

También denunciaron que el Departamento General de Irrigación de la provincia realizó cortes del suministro de agua para riego a muchos productores por falta de pago. Los mismos advierten que no pueden hacer frente al costo del servicio porque "la cadena de pagos está cortada".

Tras una asamblea realizada en la localidad de Montecaseros. máxima productora de uvas de Mendoza, los productores acordaron un petitorio para presentar ante el gobierno provincial.

Entre otras cosas, exigen que el gobernador Cornejo no firme este año el Convenio Mendoza-San Juan y haga gestiones para su derogación, dado que según la FAA el gobierno nacional no apoya la regulación del mercado y permitió la importación de vino que perjudica a la economía regional.

También proponen que el Estado mendocino se haga cargo de la compra de uva para mosto a 7 pesos el kilo hasta 1.000 quintales por CUIT, asegurando la participación de todos los productores sin trámites burocráticos.

Para revertir la falta de crédito, piden un "fondo para la transformación y crecimiento" destinado al refinanciamiento de deuda con quita de intereses moratorios y punitorios con planes de pago ajustados a la capacidad de pago de cada productor, por la interrupción de la cadena de pago.

Además reclaman prestamos para la cosecha y acarreo del 2019 con interés a tasas del 9 al 14 por ciento contra el 29 por ciento que se cobra en la actualidad, y una moratoria de impuestos y tasa con refinanciación de deudas con quita de multas, intereses moratorios y punitorios con planes de pago en cuotas e interés menores a la tasa pasiva del Banco de la Nación.

Si para la próxima asamblea, a realizarse el 30 de enero también en Montecaseros, no hay una respuesta oficial a este pliego de demandas, la Federación Agraria dejó claro que comenzará con medidas gremiales "cada vez más profundizadas, hasta llegar a la celebración de la Fiesta de la Vendimia”.

Pablo Daniel Ovin

Periodista y comunicador social

Boletín de noticias