Balance turístico de enero con el vaso medio lleno (¿o medio vacío?)

ACTUALIDAD 04 de febrero de 2019 Por
Pocos días de estadía, gastos moderados y un 2,2% más de turistas que el mismo mes del año anterior
mdep

Durante el primer mes del 2019 se movilizaron 12.359.463 personas dentro del país pero permanecieron en los distintos destinos turísticos sólo 4,3 días en promedio

Según un informe elaborado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa con datos propios cruzados con los de la Secretaría de Turismo y las distintas cámaras y federaciones regionales, esta masa turística gastó un total de $67.933 millones, con un promedio de $1278 diarios por turista. 

Segmentando por quincenas, en la primera de enero viajaron 5,8 millones de personas (1,9% más que en el mismo período del año pasado); y en la segunda se movilizaron 6,6 millones (2,5% más que en 2018).

Comparativamente, el gasto directo total del mes creció un 42% en relación al enero anterior, y el gasto promedio per cápita subió un 38,9%. En ambos casos, por debajo de la inflación anual acumulada, por lo que hablamos en realidad de un retroceso moderado.

Los números son nominalmente positivos, pero se esperaba un gran flujo de movimiento dentro del país a consecuencia de la suba del dólar que desalentó los viajes al exterior. Y esto no sucedió, al menos en el volumen pronosticado.

Días atrás, la Asamblea  de Pequeños y Medianos Empresarios de Mar del Plata (Apyme Mdp), había anticipado que en esa ciudad el aluvión turístico prometido no era tal, y el nivel de ventas no era el que los comerciantes necesitaban para recuperar las pérdidas de un muy mal año. 

Específicamente en Mar del Plata, la ciudad con mayor cantidad de visitas, en este enero hubieron 150 mil arribos menos que el año pasado, con un promedio de ocupación del 65%, también menor que en 2018.

Según el relevamiento de la CAME, los traslados a países vecinos habrían caído entre un 40 y 50% (dato preliminar). El tipo de cambio alto habría desalentado los viajes al exterior, especialmente a Brasil y Uruguay, y a su vez alentó mayores arribos internacionales.

Esta ecuación ayudó a sostener en promedio la temporada, aunque los sectores más beneficiados fueron los que trabajan con sectores de ingresos medios altos o altos. 

Pero el crecimiento del flujo turístico de apenas el 2,2% interanual quedó corto, las familias midieron sus gastos y la temporada dejó fotos de playas llenas y cerros poblados, pero flojos resultados económicos para las economías regionales, las pymes y los comercios locales.

Para febrero, desde las cámaras simpatizantes con el gobierno vuelven a prometer buenas expectativas y repiten la consigna del crecimiento del turismo interno gracias al alto tipo de cambio.

Pero las primeras proyecciones reales no son buenas: las agencias de turismo denuncian una fuerte caída en las ventas durante la segunda quincena de enero, por lo que el segundo mes de la temporada se asoma como decididamente negativo, y podría tirar abajo el promedio levemente positivo que dejó este enero de 2019. 

Pablo Daniel Ovin

Periodista y comunicador social

Boletín de noticias