La producción industrial cayó 14,7% en diciembre y totalizó una baja del 5% en el 2018

ACTUALIDAD 06 de febrero de 2019 Por
El último informe estadístico del Indec muestra el peor registro de la gestión Macri y de la última década
IPI

El índice de producción manufacturera cayó fuertemente en rubros importantes como el textil, los equipos electrónicos, muebles, maquinarias y vehículos

La caída interanual de diciembre del 14,7% engloba la baja de cada una de las 16 divisiones productivas medidas por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos. Ninguna logró repuntar, y el 2018 cerró peor de lo que calculaban las proyecciones oficiales y privadas.

"Productos textiles" se derrumbó un 36,3% con caídas en todas sus ramas productivas, la más fuerte de ellas fue la de "hilados de algodón" con un -45,1%.

La categoría "otros equipos, aparatos e instrumentos" bajó un 31,4%: aquí se incluyen "equipos y aparatos de informática, televisión, comunicaciones, y componentes electrónicos" (-58,9%) , "equipos y aparatos eléctricos" (-15%) e "instrumentos médicos, ópticos y de precisión" (-10,8%).

Fuertes bajas sufrieron también la fabricación de "Muebles y colchones" (-31,1%), y "Maquinaria y equipo" (-29,4%), que contiene en su promedio las maquinarias agropecuarias (desplome del 48,3% y los aparatos de uso doméstico (catastrófico -52%)

"Vehículos automotores, carrocerías, remolques y autopartes" retrocedió un 25,1%, mientras el rubro "otros equipos de transporte" registró un -54,9% (incluye la producción de motocicletas, que tuvo una caída record del -76,4%).

Las "industrias metálicas básicas" produjeron un 21,3% menos que en diciembre del año anterior, afectadas por la menor de la siderúrgica, que disminuyó un 31,8%.

"Productos minerales no metálicos" bajó un 15,5%: este bloque incluye productos de vidrio (bajaron un 15 %), arcilla y cerámica no refractaria (-22,7%), cemento (-13,2%) y cal y yeso (-16,3%). Todos ellos insumos de la construcción, que según otro informe realizado por el mismo Indec se desbarrancó un 20,5% interanual en diciembre y totalizó el 2018 con apenas un 0,8% positivo.

También cayeron de forma preocupante "productos de metal (-14,1%), "madera, papel, edición e impresión" (-13,8%)"productos de tabaco" (-11,4%) y "sustancias y productos químicos" (-11,1%).

La división "prendas de vestir, cuero y calzado", que genera gran cantidad de puestos de trabajo, retrocedió un 10,8%, promediando la suba del 8,4 % en curtido y artículos de cuero con el derrumbe del 15,5% en la producción de prendas de vestir.

"Refinación del petróleo, coque y combustible nuclear" dio en un 7,5%. negativo. Dentro de este bloque se encuentra el subgrupo "asfalto", que se desplomó en un 39,5% empujado por la cuasi paralización de la obra pública. 

La menor caída la registró la división "alimentos y bebidas" (-2,8%), dentro de cual la peor parte se la llevó el ítem "gaseosas, aguas, sodas, cervezas, jugos para diluir, sidras y bebidas espirituosas" con un -18,5%.

Pesimismo de la industria para el primer trimestre del año

Consultados por el INDEC, un 55,7% de los empresarios respondieron que creen que la demanda interna disminuirá, mientras un 36,15 considera que se mantendrá igual y sólo un 8,2% espera que aumente.

Sobre el uso de su capacidad instalada, un 49,8% afirmó que no variará, un 41,4% estimó que bajará todavía más, y sólo un 8,8% dijo que podría crecer.

En cuanto a la cantidad de personal empleado, un 63,8% no planea reducirla, un 29,4% cree que se verá forzado a realizar despidos, y un 6,8% se plantea la posibilidad de contratar más trabajadores.

La cantidad de horas trabajadas por la planta de personal se mantendrá igual para el 52,8% de las empresas consultadas, disminuirá para un 40,7%, y aumentará para el 6,5%.

Y la necesidad de acceder al crédito para financiarse será mayor para el 56%, se mantendrá igual para el 38,4%, y será menor solo para el 5,6%.

* En concordancia con estas expectativas negativas de los actores empresariales, las primeras proyecciones preliminares de enero de 2019 anticipan una continuidad del tobogán descendente. Efectos del programa de ajuste y del enfriamiento de la economía que lleva adelante el gobierno nacional y que defiende como "el único camino posible".

Pablo Daniel Ovin

Periodista y comunicador social

Te puede interesar