Créditos para las pymes: ¿paliativo real o promesa electoralista?

ACTUALIDAD 28 de febrero de 2019 Por
Macri anunció una línea de $100 mil millones a tasas diferenciales para el sector
sica

La línea de financiamiento tendrá tasas de entre el 25 y el 29% y fue presentada a 2 días de la apertura de sesiones en el Congreso

El anuncio lo hicieron el presidente Mauricio Macri y el Ministro de Producción Dante Sica en la localidad santafesina de Timbúes, luego de haber asistido a la primera reunión de la Mesa de Industrialización de la Soja.

El objetivo de la iniciativa, según el presidente, es ayudar a las pymes "a cruzar el puente entre lo que nos pasó y en esta nueva normalidad en la cual estamos entrando".

Macri explicó también que la herramienta le permitirá a las empresas "recuperar su capital de trabajo y descontar cheques sin tener que ir a unas tasas imposibles como las que siguen estando en el mercado".

A su vez, hizo referencia a la grave situación que atraviesan las pymes: sin mencionar los tarifazos ni la caída de las ventas por la pérdida de poder adquisitivo, responsabilizó a "la sequía, la desaparición del crédito para los mercados emergentes y la causa de los cuadernos", y ratificó el rumbo de reformas emprendido por su gestión para que no nos afecten "las futuras tormentas que van a seguir apareciendo en el mundo".

Técnicamente, estos 100 mil millones en créditos para las pequeñas y medianas empresas se canalizarán a través de 27 bancos estatales y privados, pero aun no se dieron a conocer los detalles finos y como será el acceso real de las empresas.

Entidades y referentes del sector saludaron el anuncio, pero plantearon dudas sobre su verdadero alcance, sobre todo las pymes más afectadas por los resultados económicos de los últimos 3 años.

Desde la Confederación General Empresaria de la República Argentina (CGERA), advirtieron que las tasas del 29% planteadas para esta línea crediticia, si bien son la mitad de que actualmente rigen en el mercado, siguen siendo altas para la producción.

Quién sí celebró ampliamente la palabra oficial fue la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) a través de su titular Gerardo Díaz Beltrán, quién consideró que “esta decisión junto al adelantamiento del Mínimo No Imponible para las contribuciones patronales de las economías regionales van en la dirección correcta para reactivar la economía y fortalecer a las pymes”.

Sin embargo, con una ley pyme paralizada, una política de aumentos incesantes de las tarifas de la energía, un programa económico que destruye el mercado interno y una infinidad de promesas para el sector que nunca se materializaron, el anuncio presidencial parece apenas un granito de arena en el desierto.

En vísperas de su discurso ante la Asamblea Legislativa en la apertura de sesiones del 2019, el presidente tendrá un título positivo para mostrar, que será también bandera de la campaña electoral para su reelección que ya está lanzada.

Pero el alcance concreto de los 100 mil millones a prestar al 25 o 29% de interés es por ahora para las pequeñas y medianas empresas sólo un enunciado hecho en tiempo y forma para las necesidades políticas del partido de gobierno más que un verdadero paliativo para seguir sosteniendo el trabajo y la producción.   

   

Pablo Daniel Ovin

Periodista y comunicador social

Te puede interesar

Boletín de noticias