Las entidades pyme se reuniron con la CGT y acordaron una marcha conjunta

ACTUALIDAD 09 de marzo de 2019 Por
Será en la primera quincena de abril "en defensa del trabajo y la producción" y por la aprobación de un proyecto de emergencia pyme
D1EuBweX0AAr6Wr

El encuentro se realizó en la casa cegetista de Azopardo al 800, con Hector Daer al frente del Consejo Directivo de la CGT, como anfitrión

Por el lado gremial también participaron los metalúrgicos de la UOM, los mecánicos de SMATA, los obreros de la construcción de la UOCRA, los metalúrgicos de ASIMRA, los textiles, y la Corriente Federal de Trabajadores.

En representación de las pequeñas y medianas empresas, nucleadas bajo la bandera del "ni una pyme menos", estuvieron la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (APYME), la Central de Entidades Empresarias Nacionales (CEEN), la Asociación de Empresarios Nacionales para el Desarrollo Argentino (ENAC), el Frente Productivo, la Agrupación Gelbard, la Confederación General Empresaria de la República Argentina (CGERA), la Red de Industriales y Emprendedores Laudatistas (RIEL) y la Fundación Pro Tejer.

Y por la parte política, concurrieron diputados nacionales como José Ignacio de Mendiguren del Fernte Renovador y Walter Correa y Abel Furlan del Frente para la Victoria.

Desde ambos lados de la mesa, empresarios y trabajadores coincidieron en el diagnóstico sobre las causas de la dura situación que atraviesan los sectores productivos: las políticas del gobierno de Mauricio Macri.

"La crisis es por una política que no tiene nada que ver con la producción y el empleo, solo tiene como meta pagarle al FMI y no existe una política industrial", consideró Daer en nombre de la central obrera.

Allí, el sindicalista del gremio de la sanidad explicitó el respaldo de la CGT a la marcha "en defensa del trabajo y la producción" que ya venían construyendo las pymes en conjunto con algunos gremios.

Marcelo Fernandez, presidente de CGERA Nacional, calificó el acuerdo como una "alianza estratégica" para defender el trabajo y la industria, mientras Marcelo Barbani, miembro de ENAC, consideró "central la unidad entre los trabajadores organizados y los empresarios nacionales pymes" y agregó que ambos sectores en conjunto "podemos ponerle límites a este modelo de pauperización de la Argentina".

Para la movilización se proyectó como fecha la primera quincena de abril, y como destino el Congreso Nacional. También se abrió la puerta a convocar a los movimientos sociales a confluir en la protesta.

En cuanto al proyecto de emergencia pyme, ingresado el 6 de marzo por el bloque de Unidad Ciudadana en el Senado, pide "la emergencia comercial y financiera  de las micro, pequeñas y medianas empresas".

Entre otros puntos incluye una moratoria impositiva, la paralización de los embargos de la AFIP, revertir los tarifazos de la energía y retrotraer sus valores a noviembre de 2017.

Además, reclama por un esquema de derechos de importación y reintegros que incentive el valor agregado para impulsar la generación de empleo.

"Estamos en la tarea de rescatar del cierre a 5000 pymes y salvar del despido a 25000 trabajadores industriales", advirtió Leo Bilansky, titular de la ENAC.

La gran marcha unificada en defensa de la producción y el trabajo de abril pretenderá ser una herramienta para eso, pero tendrá también un carácter político: las entidades pymes ya no apuestan a torcer las políticas económicas del gobierno, sino a convencer a la sociedad de no volver a acompañar al oficialismo en las elecciones de octubre y dar paso a otro proyecto de país que las incluya. 

Pablo Daniel Ovin

Periodista y comunicador social

Te puede interesar