Empezó a regir el nuevo régimen de factura electrónica para las pymes

IMPOSITIVAS 11 de marzo de 2019 Por
Es obligatoria desde el 11/3, por ahora sólo para el sector automotor y autopartista y en operaciones de más de 50 mil pesos
QuickMemo_2019_03_11-15-40-36

El Régimen de Factura de Crédito Electrónica Mipymes quedó formalizado a patir de la publicación de la Resolución 5/2019 del Ministerio de Producción en el Boletín Oficial

El artículo 1 de la normativa establece que la facturación electrónica "resultará aplicable para las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas que estén obligadas a emitir comprobante originales (factura o recibo) a Empresas Grandes que desarrollen como actividad principal alguna de las comprendidas en las Secciones y/o grupos del Clasificador de Actividades Económicas".

A su vez, plantea un escalonamiento de la aplicación, disponiendo que la obligatoriedad será, de manera excepcional, por el plazo de un año, y sólo para los comprobantes que se emitan por un monto total, igual o superior a los $50.000.

También, en su artículo 2, circunscribe la aplicación solo para los sujetos que desarrollen a actividad de “fabricación de partes, piezas y accesorios para vehículos automotores y sus motores" hasta el 30 de abril de 2019, y por operaciones superiores a los 9 millones de pesos

Por ende, luego de esa primera etapa, el uso de la factura electrónica se extenderá a las otras actividades:

  • desde el 1 de mayo le tocará a la industria manufacturera, el comercio mayorista y minorista, la reparación de vehículos automotores y motocicletas, el suministro de electricidad, gas, vapor y aire acondicionado, el suministro de agua y cloacas, la gestión de residuos y recuperación de materiales y saneamiento público, la intermediación financiera y los servicios de seguros.
  • a partir del 1 de junio deberán emitir factura electrónica la explotación de minas y canteras
  • desde el 1 de julio el sector de la construcción y el servicio de transporte.
  • el 1 de agosto ingresarán al régimen los servicios inmobiliarios, la enseñanza, la salud humana, los servicios sociales, artísticos, culturales, deportivos y de esparcimiento; los de asociaciones y los personales; y la agricultura, ganadería, caza, silvicultura y pesca.
  • por último, el 1 de septiembre se incorporarán los servicios de alojamiento y de comida, los profesionales, científicos y técnicos, las actividades administrativas y los servicios de apoyo, la información y las comunicaciones.

Según los fundamentos de la resolución, el nuevo mecanismo permitirá "la reducción del costo financiero de las empresas, particularmente a las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas, en tanto en la actualidad pagan tasas de interés elevadas en los bancos comerciales por financiamiento de capital de trabajo, y alcanzar rápidamente mejores tasas a través de la negociación de los títulos ejecutivos previstos en la referida ley para el pago de las facturas".

En ese sentido, las grandes empresas obligadas a recibir factura electrónica tendrán 10 días para rechazarla o 30 días para aceptarla expresamente, y transcurrido ese plazo se considerará como tácitamente aceptada.

Y las facturas aceptadas que no se encuentren canceladas podrán transferirse a la Caja de Valores inclusive después de su fecha de pago.

Ver:  RESOLUCIÓN 5/2019 COMPLETA

Pablo Daniel Ovin

Periodista y comunicador social

Te puede interesar

Boletín de noticias