No al SIRTAC: los comercios pyme rechazan el cobro adelantado de ingresos brutos a las ventas con tarjeta

IMPOSITIVAS 27 de marzo de 2019 Por
La Cámara Argentina de Comercio y Servicios se pronunció contra el nuevo sistema y lo calificó como "predatorio"
IIBB

La C.A.C. rechazó la creación del Sistema de Recaudación sobre Tarjetas de Crédito y Compra (SIRTAC), destinado a la retención de IIBB sobre las ventas cobradas mediante las tarjetas de débito y crédito

A través de un comunicado, la entidad manifiesta "su preocupación y rechazo a la proliferación de regímenes de recaudación de tributos locales que se superponen muchas veces sobre las mismas operaciones, generan saldos permanentes a favor de los contribuyentes y cercenan el capital de trabajo de las empresas".

Sobre el SIRTAC, creado por la Comisión Arbitral del Convenio Multilateral que integran las provincias y la Ciudad de Buenos Aires, considera que "puede causar incrementos de precios, una migración al cobro en efectivo, informalización de la economía, quita de capital de trabajo y pérdida de empleo.

"Estos sistemas presionan aún más al sector del Comercio, el cual tuvo una caída el último trimestre del 2018 del 15 % con respecto al año anterior, aumento de tarifas de servicios públicos, y tiene una gran presión fiscal", manifiesta la Cámara que representa a las pymes de la actividad. 

También reclama a los funcionarios el no cumplimiento de los los compromisos del llamado "pacto fiscal"  firmado en el 2017.

Allí se había convenido la racionalización de estos regímenes y la rápida devolución a los contribuyentes de los saldos a favor, pero la CAC denuncia que al día de hoy "no se conoce medida de efectos prácticos alguna de las provincias y la ciudad de Buenos Aires para su cumplimiento", y el acuerdo es "letra muerta". 

Por último, la Cámara Argentina de Comercio y Servicios hace un llamado a los mandatarios provinciales y al jefe de gobierno porteño, de quienes depende el nuevo régimen, a que "reconsideren esta política recaudatoria de carácter predatorio, perjudicial para el comercio y la economía en su conjunto".

Desde la Ciudad de Buenos Aires ya se anticipó que no adherirán al sistema, y desde el Gobierno Nacional trascendió la disconformidad con la medida porque "desincentivaría el uso de medios de pago electrónico".

También manifestaron su rechazo al nuevo régimen varias cámaras regionales como la Federación Económica de Mendoza (FEM), y la propia Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), que habla de "voracidad recaudatoria que pone en jaque al sistema productivo" y de un nuevo "golpe a las pymes que ya no pueden resistir la presión".

Pablo Daniel Ovin

Periodista y comunicador social

Te puede interesar

Boletín de noticias