La UIA reclama la baja urgente de las tasas

ACTUALIDAD 28 de marzo de 2019 Por
La entidad industrial alertó que al nivel actual es imposible financiarse y se profundiza la recesión
macri

El reclamo surgió de la reunión de la junta directiva de la Unión Industrial Argentina donde participaron las cámaras de todos los sectores productivos

Allí, su presidente Miguel Acevedo recogió las quejas y los diagnósticos de las entidades asociadas.

La coincidencia generalizada fue la preocupación por la situación económica general y por la situación financiera particular de cada actividad, todas paralizadas por la caída del consumo y golpeadas por los tarifazos y la falta de financiación.

Del encuentro surgió un comunicado que expresa los reclamos de las pymes (y no tan pymes) por un cambio en las políticas macro que lleva adelante el gobierno.

Entre otras problemáticas denunciaron la caída del crédito pyme en un 21% interanual, el aumento de la presión sobre los costos a niveles insostenibles para las empresas y las dificultades cada vez más grandes para acceder al capital de trabajo.

Ademas, criticaron fuertemente la lentitud y la insuficiencia de las medidas oficiales para acompañar a los sectores productivos.

El principal pedido de los industriales: "que se reduzca rápidamente la tasa en función de evitar que se profundice la recesión".

La intensidad del reclamo y del crítico documento de la UIA irrumpe en pleno año electoral, y sorprende por tratarse de un espacio que simpatiza (¿o simpatizaba?) con los postulados económicos y políticos del macrismo.

Clara muestra de la pérdida de credibilidad y de confianza de la administración nacional, que a este grado de gravedad de la crisis también le llega a muchos de los sectores que el oficialismo considera como "propios".

El reclamo molestó en la Casa Rosada y en el Ministerio de Producción.

Mientras los industriales escalan en el pedido de medidas urgentes, el presidente pide "perseverar" en el camino tomado por su gobierno y "aguantar", algo que ya no solo las pymes sino tampoco los industriales más encumbrados parecen poder ni querer hacer. 

Pablo Daniel Ovin

Periodista y comunicador social

Te puede interesar