Se acentúa la recesión: las ventas minoristas cayeron un 11,3% en marzo

ACTUALIDAD 01 de abril de 2019 Por
Con esta medición de la CAME los comercios pyme totalizan 15 meses consecutivos a la baja
ventas pyme

El primer trimestre del 2019 no da señales de la supuesta reactivación prometida por el Ministro de Hacienda Nicolás Dujovne.

"La economía hizo piso en noviembre y estamos recuperando mes a mes", había dicho el titular de la cartera económica del gobierno de Macri en el inicio de la segunda quincena de marzo.

Una vez más, los números lo desmienten, y la preocupación crece no sólo por el desmoronamiento de todas las variables, sino también por la negación de los funcionarios de una realidad que golpea cada vez más fuerte en los distintos sectores productivos, comerciales y laborales.

En este caso, la nueva cachetada al discurso oficial se la da el informe de ventas minoristas pymes de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa de marzo: cayeron un 13,2% en locales físicos y subieron un 8,1% en la modalidad on-line, que tiene un impacto mínimo en el total.

Promedio: los pequeños y medianos comercios vendieron un 11,3% menos que en marzo del año anterior, siendo el décimo quinto mes ininterrumpido de caída (cinco trimestres). 

Según la CAME, "marzo fue un mes con escaso movimiento" y lo atribuye a que "las familias tienen altos niveles de deuda, y por las altas tasas de las tarjetas los consumidores evitan adquirir a crédito disminuyendo las cantidades compradas".

Rubro por rubro, si bien varios registraron subas de sus ventas on-line, en el promedio todos perdieron:

  • Materiales para la construcción (-17%)
  • Bijouterie (-16,9%)
  • Joyerías y relojerías (-16,8%)
  • Bazar y regalos (-16,5%)
  • Ropa de cama y textil blanco (14,8%)
  • Electrodomésticos, electrónicos, computación y celulares (-14,4%)
  • Muebles de oficina y hogar (-13,8%)
  • Deportes (-13,6%)
  • Neumáticos y repuestos de autos y motos (-13,1%)
  • Juguetería y artículos escolares (-11,8%)
  • Calzados y marroquinería (-11,7%)
  • Indumentaria y lencería (-10,7%)
  • Farmacias, perfumería y cosmética (-9,9%)
  • Ferretería y materiales eléctricos (-5,5%)
  • Alimentos y bebidas (-5,4%)

Como atenuante a esta debacle general, sectores afines al gobierno (como la propia conducción actual de la CAME), destacan la suba de la venta electrónica registrada en varios ramos como "alimentos y bebidas" (+23,3%), y "Calzados y marroquinería" (+19,6%) e "Indumentaria y lencería (+8,6%).

Pero estos incrementos representan solamente un traslado de la manera de comprar (del local a la PC o al celular), pero no una mejora real, ya que ese tipo de comercio todavía es marginal y no impacta en el promedio negativo general.

* Esta encuesta de la CAME se realizó entre el 25 y el 30 de marzo entre 1.500 comercios pymes localizados en calles y avenidas comerciales de ciudades pequeñas, medianas y grandes de todo el país, consultando por unidades vendidas y no en volúmenes de dinero.  

Pablo Daniel Ovin

Periodista y comunicador social

Te puede interesar