Dura carta de la CAME por la elevación del monto mínimo para emitir factura de crédito electrónica

IMPOSITIVAS 07 de mayo de 2019 Por
Dante Sica lo subió de 50 mil a 6 millones de pesos y muchas MiPymes se quedan afuera
QuickMemo_2019_05_07-17-22-08

A través de una misiva dirigida al Ministro Dante Sica, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa sugirió un monto de $250.000 para que las Micro, Pequeñas y Medianas empresas pueden utilizar el instrumento

La resolución 10/2019 firmada por el titular de la cartera de Producción establece que el Régimen de Factura de Crédito Electrónica MiPyMEs "resultará aplicable a respecto de cada uno de los comprobantes que se emitan por un monto total igual o superior a la suma de PESOS SEIS MILLONES"

Para la CAME, esta astronómica suba del parámetro no colabora con los objetivos enunciados por ley: "bajar los costos de financiamiento para las MiPyMEs y generar certidumbre respecto de las metodologías de pago a proveedores que utilizan las grandes empresas, perjudicando a las micro, pequeñas y medianas".

El argumento oficial para la medida es garantizar que la aplicación del régimen no afecte el normal desarrollo comercial de las empresas ni la cadena de pagos a sus proveedores, teniendo en cuenta la necesidad de la readecuación de sistemas informáticos que permitan hacer de manera automática la implementación.

En un tono poco habitual para la CAME, que suele evitar críticas demasiado directas al gobierno de CAMBIEMOS, la entidad considera "difícil de convalidar" esa justificación.

"Esto significa que, lejos de atender las reales necesidades de la producción y el empleo generado por las MiPymes, resulta de más alta consideración el normal desarrollo de las empresas (grandes) y el modo en que la Factura de Crédito Electrónica impacta sobre sus flujos de fondos", acusa el texto enviado a Dante Sica.

Además, concluye que con su actitud el Ministerio de Producción está "avalando la metodología con que las grandes empresas desarrollan su cadena de pago de modo arbitrario, y en muchos casos, con serios retrasos".

José Bereciartúa y Gerardo Díaz Beltrán, máximas autoridades de la CAME, afirman en su carta que el monto de las facturas no es obstáculo alguno para la aplicación del nuevo Régimen de Factura de Crédito Electrónica.

Y sí lo fuera, reclaman que dicho valor sea acorde con los montos razonables de facturación de las micro, pequeñas y medianas empresas.

En ese caso, sugieren que ese piso sea de $250.000, valor que consideran les permitiría a un gran número de MiPymes comenzar a utilizar el instrumento para mejorar su competitividad.

"Malestar", la palabra clave de este reclamo de una entidad empresaria en general amigable y defensora de las políticas de Macri, Dujovne y Sica.

Esta vez, la CAME levantó el tono contra una medida catalogaron como favorable a las grandes empresas siempre privilegiadas, y perjudicial para el sector pyme, que es más necesitado de instrumentos y recursos para sostener la actividad y defender los millones de puestos de trabajo que genera.

Pablo Daniel Ovin

Periodista y comunicador social

Te puede interesar

Boletín de noticias