Proyecto de Ley de Mandatarios del Automotor: Jornada de Reflexión y Debate en el Congreso

ACTUALIDAD 24 de mayo de 2019 Por
La Diputada Soledad Carrizo encabezó el debate sobre el Proyecto. Desde la Comisión de Justicia se comprometieron a agilizar su tratamiento.
carrizo

El día martes 21 de mayo se llevó a cabo en el Salón Blanco del Congreso de la Nación una jornada de reflexión y debate acerca del proyecto de ley que busca regular la actividad de los Mandatarios Registrales del Automotor y Créditos Prendarios.

La exposición estuvo a cargo de los Diputados Nacionales Soledad Carrizo –autora del proyecto – y Diego Mestre, a quienes acompañaron en la disertación los Doctores Eduardo Mascheroni, y Eduardo Molina Quiroga.

El evento contó con la presencia de una importante cantidad de Mandatarios que se movilizaron desde distintos puntos del país para brindar apoyo a un proyecto de ley cuyo tratamiento en el corto plazo creen necesario y fundamental para jerarquizar la profesión.

 Los avances tecnológicos y la digitalización, trasladados de lleno en los últimos tiempos a la forma de realizar diversos trámites antes los Registros Seccionales de todo el país, pone al Mandatario Matriculado en situación de vulnerabilidad, dado que el acceso a las plataformas digitales, hoy por hoy, está en manos de cualquier ciudadano, muchos de ellos inescrupulosos disfrazados de profesionales que han encontrado la forma de cobrar servicios que a priori no brindan  -o lo hacen de forma defectuosa-, amparados por la impunidad y el anonimato que, de existir un marco jurídico actualizado y readecuado, no tendrían posibilidad de llevar a cabo.

La Diputada Carrizo manifestó al respecto que lo que está proponiendo, “es un marco normativo reglamentario de los agentes y operadores del sistema registral, buscando dotarlos de las herramientas necesarias para una mayor seguridad de su desarrollo laboral y el de sus requirentes, fortaleciendo el control sobre su actividad y definiendo con claridad el marco de sus incumbencias”

“Lo que pretendemos es una pronta actualización y readecuación normativa buscando garantizar transparencia y seguridad jurídica para todos los actores involucrados en esta temática”, amplió. “El diseño del proyecto presentado refleja los aspectos centrales de esta actividad, regulando las condiciones para su ejercicio; las cuestiones atinentes a la matriculación, el control y registro de legajos; un régimen de Inhabilidades e Incompatibilidades; la definición de sus competencias, derechos y obligaciones; un régimen para el personal dependiente de los mandatarios; y un régimen especial de sanciones, cancelación y suspensión de la matrícula; coronado con disposiciones que permitan un adecuado tránsito desde su regulación administrativa actual hacia un marco legal nacional”, concluyó Soledad Carrizo.

El Diputado Mestre, Presidente de la Comisión de Justicia, se comprometió a dar pronto tratamiento al Proyecto en su Comisión, lo que desembocaría, en caso de superar la Comisión de Presupuesto, en mayores posibilidades de ser tratado este año.

Entre los fundamentos del proyecto se destacan , a modo ilustrativo, algunos datos estadísticos que avalan la necesidad urgente de brindar un marco de control y transparencia a la figura del Mandatario como auxiliar de la Justicia.

Por ejemplo, en 2015 se patentaron 650.000 vehículos y se transfirieron más de 1.500.000 unidades; mientras que en 2017, se llevaron a cabo 720.000 inscripciones iniciales y 1.800.000 transferencias.

Vale destacar que, del total de trámites mencionados, entre un 65% y un 70% fueron realizados por Mandatarios del Automotor, cuya cantidad de matrículas ha ido in crescendo  hasta, hoy en día, superar los 40.000 profesionales habilitados.

Tamaña cantidad de diligencias conllevan una enorme responsabilidad que exige, en forma urgente, un salto de calidad en cuanto al marco regulatorio de la actividad.

Una contención jurídica y profesional adecuada dotaría, sin dudas, de mayor transparencia y jerarquía a la figura del Mandatario, lo cual, además, derivaría en que más potenciales clientes se animen a depositar su confianza en sus manos, y así, tal vez algún día, el Mandatario pueda dejar definitivamente en el pasado la mochila de la informalidad emparentada con los albores de la profesión, estigma que hasta hoy en día los persigue.

Pablo Rosso

Licenciado en periodismo y comunicaciones

Te puede interesar