Mientras se "rosquean" las candidaturas, el uso de la capacidad instalada de la industria sigue cayendo

ACTUALIDAD 11 de junio de 2019 Por
El índice de abril quedó en el 61,6%, bajando 6 puntos en relación al mismo mes del año anterior
QuickMemo_2019_06_11-17-46-12

En el día en el que el oficialismo confirmó la fórmula Macri-Pichetto y se terminaba de pulir el acuerdo de Massa con el justicialismo, el INDEC dió a conocer una nueva estadística negativa para la economía nacional

El uso de la capacidad instalada de la industria se ubicó, en abril de 2019, en el 61,6%, lo que representa una caída interanual de 6 puntos y el duodécimo mes de baja consecutiva.

Un año entero en el cual crece el porcentaje de máquinas apagadas a causa de la falta de ventas, la recesión económica y la crisis general, cuyos efectos los sectores productivos bautizaron como "industricidio".

Los rubros más perjudicados, que en abril utilizaron menos de la mitad de su potencial, fueron la "industria automotriz" (37,6%), la "industria metalmecánica excepto automotores (46,7%) y "productos textiles" (49,5%).

También por debajo del promedio general quedaron las industrias de "productos de caucho y plástico" (51,5%), "productos del tabaco" (58,6%), "edición e impresión" (59,8%), y "productos alimenticios y bebidas" (60,7%).

Por encima del promedio estuvieron las industrias de "productos minerales no metálicos" (67,2%), "papel y cartón" (68,4%), "sustancias y productos químicos" (70,5%), y "refinación del petróleo" (72,1%).

El mejor registro lo tuvieron las industrias metálicas básicas, con una utilización de la capacidad instalada de un 82,0%.

Evolución sector por sector, mes por mes:

QuickMemo_2019_06_11-17-45-27                                                                                                                                                        *Fuente: INDEC

El único rasgo aparentemente positivo de esta medición realizada por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos entre cerca de 700 industrias que puede esgrimir el Gobierno es la leve suba del uso de capacidad instalada en términos desestacionalizados: en este 2019 marzo registró un índice del 58,8%, y en abril ese porcentaje se incrementó en 2,8 puntos.

En la lectura real, la ociosidad de una gran parte de las capacidades productivas de las empresas se profundiza cada vez más.

Y en lo cotidiano, estos fríos números se traducen en suspensiones de personal, muy fuertemente en el sector automotriz, que es el más golpeado según esta medición, y en despidos y cierres de empresas a lo largo y a lo ancho del país.

Pablo Daniel Ovin

Periodista y comunicador social

Te puede interesar