Industriales Pymes Argentinos presentó un "plan de crisis" para reactivar la economía

ACTUALIDAD 17 de mayo de 2018 Por
La entidad propone medidas para enfrentar las consecuencias de la corrida cambiaria
multimedia.normal.a31776648b19646e.726f736174746f5f6e6f726d616c2e6a7067
- Daniel Rosato, presidente de Industriales Pymes Argentinos

El titular de la asociación que agrupa a las pequeñas y medianas industrias nacionales propuso poner en marcha un "plan de crisis" para darle volumen al desarrollo de las Pymes y reactivar de la producción nacional.

La iniciativa consta de cuatro ejes y se aplicaría por lo menos por 6 meses para empezar a "revertir el escenario de inestabilidad que se generó en el país a partir de las especulaciones financieras".

1- Limitar las importaciones:  

“Es fundamental ponerles un tope" -consideró Daniel Rosato- "porque mientras nuestras pymes luchan por retener a sus empleados y mejorar la productividad interna de nuestras unidades productivas, los productos terminados entran al país sin que signifiquen ni siquiera un mejoramiento de precios para la gente porque se venden al mismo precio que el nacional”.

IPA señala que en marzo del 2018 el ingreso de productos extranjeros creció en relación al mismo mes del año anterior un 8,8%, equivalente a 484 millones de dólares.

La consecuencia de ese aluvión fue el desplazamiento de los productos nacionales por los importados en los comercios.

2- Pesificar las tarifas de la energía:

Además del efecto de las importaciones, otra variable que afecta la competitividad local es la dolarización del costo de la energía, que aumentó hasta el 900% en menos de 24 meses y se hizo impagable para muchas pequeñas y medianas empresas productivas.

El comunicado de Industriales Pymes Argentinos pide que se retrotraigan y que se pasen a pesos los valores, argumentando que "la devaluación en lugar de permitir mejores condiciones para la producción sólo genera mayores costos a partir del traslado a precios por el aumento del dólar".

Certezas y costos fijos por un tiempo determinado para las pymes, reclamó Rosato en la presentación del plan.

3- Basta de embargos:

"La caída del consumo interno, la fuerte presión tributaria y las altas tasas que exigen organismos estatales en concepto de multas e intereses por pagos fuera de término llevaron a situaciones de embargos que encarecieron los costos e incluso paralizaron sectores de la producción" -denuncia IPA.

“Las Pymes no llegan a pagar el impuesto Inmobiliario y otras imposiciones porque juntan la plata y malvenden los cheques para poder pagar a término los salarios".

Por esos motivos y sus graves consecuencias, se plantea la paralización de los juicios como mínimo por un semestre, o hasta que se reactive la producción, para que "las industrias no tengan el peso de los embargos ni los costos extras que deben afrontar por la judicialización del atraso en el pago de los impuestos”.

4- Tasas especiales para los salarios:

La nueva tasa de referencia al 40% que puso el Banco Central para frenar la escapada del dolar "hace inviable cualquier negocio con inversión productiva" -denuncian los Industriales Pymes sobre esta materia.

Las empresas se ven obligadas a cambiar sus cheques con quitas usurarias y girar al descubierto, perdiendo cada vez más margen para hacer frente a las obligaciones.

Por ello, este último punto del plan de crisis propuesto por la organización plantea el regreso a una tasa de interés diferenciada para la industria que sea destinada para el pago de los sueldos, para que las fábricas puedan mantener a sus trabajadores a pesar de la baja en la producción ante la caída del mercado interno y el crecimiento de las importaciones.


Con carácter de urgencia:

La propuesta de IPA quedó presentada y tiene estado público. La entidad reconoce que la nueva ley de Financiamiento aprobada recientemente es muy importante, pero advierte que su puesta en práctica y sus plazos de aplicación no traen soluciones en el contexto financiero actual, por lo que espera una rápida respuesta del Gobierno Nacional.

Como sea, las pequeñas y medianas empresas argentinas necesitan medidas inmediatas que permitan frenar y empezar a revertir la caída del sector, que es el que más fuentes de trabajo genera, y es a su vez uno de los más castigados por el modelo económico y la coyuntura actual.  

Pablo Daniel Ovin

Periodista y comunicador social

Te puede interesar

Boletín de noticias