Llamado urgente de APYME en el "día de la industria"

ACTUALIDAD 02 de septiembre de 2018 Por
La entidad pide reconstruir la producción nacional y el mercado interno
apyme 3
- Eduardo Fernandez, presidente de APYME

La Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios publicó un comunicado en coincidencia con el Día de la Industria, conmemorado el 2 de septiembre, pidiendo un cambio de rumbo y medidas de emergencia en defensa de las pymes.

"La gravísima situación actual, con un dólar en torno de los 40 pesos y tasas de interés pasivas de referencia del 60% (y tasas activas de más de 70%), muestran de modo extremo las limitaciones y perjuicios del actual modelo de desregulación y apertura irrestricta de la economía, que llevó a un creciente proceso de desindustrialización y destrucción del empleo", denuncia el texto publicado de cara al 2 de septiembre.

Apyme remarca el derrumbe de la producción industrial del 8,1% interanual en junio, y la caída de la utilización de la capacidad instalada al 61,8 %. "En julio aumentó el déficit comercial, con suba de importaciones de bienes de consumo, y el balance comercial registró un saldo negativo de 789 millones de dólares".

"Como resultado, desde diciembre de 2015 se destruyeron 86.500 puestos de trabajo sólo en la industria manufacturera, pero el efecto recesivo es generalizado: la actividad económica cayó 6,7% en junio, según el INDEC, incluyendo a rubros como el comercio y la construcción".

Caída del mercado interno y las Pymes:

"En este contexto hay en la Argentina unos 5 millones de personas desocupadas o subocupadas. Entre 2015 y 2018, los puestos que se generaron no alcanzan a cubrir el crecimiento poblacional, y el nivel de pobreza se ubicaría en el tercer trimestre cerca del 32 por ciento (UCA). En el primer semestre los salarios perdieron más de siete puntos porcentuales en promedio frente a la inflación. La pérdida del poder adquisitivo también alcanza a beneficiarios de AUH y la clase pasiva (las jubilaciones mínimas acumulan un retroceso del 8,58 por ciento desde que asumió el actual Gobierno, según un estudio de UMET)".

"Con una proyección inflacionaria que ya asciende al 40%, el deterioro del mercado interno, principal sustento de las Pymes, impacta de lleno en las ventas minoristas. En lo que va del año la baja acumulada es de 3,2 por ciento y el agravamiento por la actual situación es aún imprevisible".

"Por estos días la actividad industrial y comercial se halla virtualmente paralizada por falta de insumos o de precios de referencia. En este marco las Pymes no tienen espaldas para soportar la suba de costos -que se incrementará por próximos aumentos de combustibles y tarifas- ya que no pueden trasladarlos a precios en un mercado interno colapsado".

APYME reclama consensos para la reconstrucción:

En el cierre de su comunicado, la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios manifiesta su "alarma" ante la insistencia del Gobierno en "las mismas recetas económicas y financieras que llevaron a la crisis". Critica que el programa económico se base en la "volátil voluntad de los mercados” y a un nuevo acuerdo con el FMI.

"Bajo las actuales políticas, los dólares que ingresen se utilizarán para continuar financiando el déficit de la balanza comercial y la fuga de capitales, no para reconstruir el mercado interno, realizar inversiones genuinas o impulsar proyectos productivos".

APYME señala una vez más que en este punto son insuficientes las estratagemas financieras, los discursos para los mercados y nuevos ajustes que signifiquen mayores cargas sobre los sectores más desprotegidos de la población: las Pymes y los trabajadores ocupados y desocupados.

"Es preciso que las autoridades reaccionen y que todos los sectores Pymes, empresarios nacionales, cooperativistas y trabajadores puedan aunar acciones y reclamos por la reconstrucción del entramado productivo local, el mercado interno, la educación, el sistema científico tecnológico y un Estado apto para encarar políticas activas".

"Sin industria no hay nación", concluye la Asamblea en su proclama, y apela a la responsabilidad de toda la clase dirigente para preservar "no sólo la supervivencia de las empresas y los comercios de todo el país sino la vida digna de millones de argentinos, la autonomía económica y la soberanía nacional".

Pablo Daniel Ovin

Periodista y comunicador social

Te puede interesar