CAME pide la compensación de los aportes patronales por provincia

IMPOSITIVAS 18 de septiembre de 2018 Por
La entidad rechaza la "igualación" entre regiones que impuso la reforma tributaria
came
- Gerardo Diaz Beltrán y José Bereciartúa, autoridades de CAME, junto al presidente Macri, el Ministro de Producción Dante Sica y el Secretario Pyme Mariano Mayer

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa le reclamó al Gobierno una medida que compense la derogación del Anexo I del Decreto 814/01.

Esta disposición incluida en la Reforma Tributaria oficial elimina gradualmente el esquema de compensación de aportes patronales por zona y en un plazo de 5 años iguala a todo el país, sin diferenciar zonas desfavorables o volumen de las empresas.

Contra esto, la entidad observó que "es urgente para las Pymes del interior profundo aliviar la presión de las contribuciones patronales en cada provincia" y que no se tienen en cuenta "las dificultades del interior profundo".

“La única herramienta que se utilizaba para compensar entre provincias la presión de las contribuciones patronales era la establecida por el Decreto 814/01, que computa un porcentaje de las remuneraciones como crédito fiscal en el IVA”, señala la CAME.

En un comunicado emitido posteriormente a la última reunión sostenida con el Presidente Mauricio Macri, la representación empresaria insiste en la corrección de esa faceta de la reforma:

“Este instrumento es muy importante si se tiene en cuenta que los acuerdos salariales se definen desde una óptica de las ciudades más desarrolladas y para una pyme del interior resulta dificultoso asumir".

"La nueva ley tributaria establece un esquema que disminuye el beneficio en varias regiones y que finalmente se elimina en 5 años”.

Por último, CAME manifiesta que una de las consecuencias de la criticada modificación es que "en el corto plazo sube el costo de las pymes que no son prestadoras de servicios, porque la contribución patronal pasa del 17% desde el 2018 al 19% en el 2022".

Dado el contexto económico y las perspectivas negativas para los próximos años, el sector de las pequeñas y medianas empresas no está en condiciones de absorber ese nuevo impacto negativo para sus finanzas.

Pablo Daniel Ovin

Periodista y comunicador social

Te puede interesar

Boletín de noticias